¿Cómo aislar la fachada?

Ya hemos hablado en otra ocasión de por qué es importante aislar térmicamente los edificios y el ahorro que el aislamiento supone.

El Código Técnico de la Edificación define puente térmico como "aquella zona de la envolvente térmica del edificio en la que se evidencia una variación de la uniformidad de la construcción (...) que conllevan una minoración de la resistencia térmica respecto al resto del cerramiento."

Los puentes térmicos se pueden presentar en los pilares, cantos de forjado o recerco de huecos, por ejemplo. En invierno, el flujo de calor interior se escapa por estos puntos provocando un enfriamiento en las paredes interiores y el riesgo de condensación de la humedad relativa del interior de la vivienda.

Para evitar ese tipo de fuga se debe usar la rotura del puente térmico, que consiste en evitar el contacto entre la cara exterior e interior, intercalando un mal conductor con lo que se reduce las perdidas. Existen varias soluciones técnicas para llevar a acabo este aislamiento, que buscan todas interponer entre la cara interior y la exterior una capa de aislamiento lo más continua posible.



















Aislar por el interior es una solución viable para fachadas protegidas o en bloques de viviendas cuando no se plantea una solución de conjunto. Al aislar por el interior de la vivienda, se consigue calentarla ó refrigerarla con gran efectividad y rapidez, ya que solo tienen que climatizarse el aire interior de los recintos, las personas y el contenido de los mismos y no la masa de los  cerramientos.

Otra opción es inyectar el material aislante en la cámara que pueda existir entre el cerramiento exterior y la pared interna del edificio. 

Sin embargo, los sistemas de aislamiento convencionales, por el interior y en cámara, no resuelven por completo el problema de los puentes térmicos, ya que no permiten aislar de forma continua todas las zonas. 

Aislar por el exterior, mediante sistema SATE o fachada ventilada, es la manera más
efectiva cuando hablamos de la resolución de los puentes térmicos. Pero en muchas ocasiones no es posible actuar sobre la fachada completa del edificio, bien por protección d la misma o por falta de consenso entre los vecinos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario