¿Cómo afecta a tu Comunidad la Directiva Europea 2012/27/UE de Eficiencia Energética?

Con el fin de paliar la ineficiencia que genera el alto consumo energético de los sistemas de calefacción centralizada, la Unión Europea dictaminó la directiva 2012/27/UE de Eficiencia Energética, la cual se ha cumplido parcialmente en España. Esta obliga a instalar contadores de agua y calefacción, o medidores individuales en las viviendas con sistemas de calefacción centralizada antes del 1 de enero de 2017.

Aunque todavía este pendiente de aprobación y, por tanto, no sea aún obligatoria, los usuarios ya pueden beneficiarse de un mayor confort y ahorro energético y económico en sus hogares con estas soluciones tecnológicas, contribuyendo a su vez a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Calefacción central con repartidores de costes: un sistema lleno de ventajas
En la actualidad el 20,5% del total de viviendas españolas disponen de calefacción colectiva o centralizada. Este sistema distribuye el calor de forma uniforme para todos los vecinos sin tener en cuenta el consumo diario individual, provocando que en muchos casos se pague más de lo que realmente se consume.
Es aquí donde entran en juego los repartidores de costes, que junto a las válvulas termostáticas permiten gestionar y controlar el encendido/apagado de los radiadores, así como el consumo real que se hace en el hogar. Las ventajas de estos sistemas son claras:
  •          Ahorro económico
  •          Regulación de la temperatura
  •          Eficiencia energética
  •          Reducción de CO2

Además, la instalación de los repartidores de costes es sumamente sencilla, sin necesidad de obras ni de cableado. Se trata de pequeños dispositivos que se instalan sobre cada uno de los radiadores de las viviendas y que se encargan de medir de forma individual el consumo que cada radiador realiza diariamente, con el fin de obtener datos fiables del gasto realmente producido.
Para completar el sistema, se recomienda instalar los repartidores de costes junto con válvulas con cabezal electrónico y sistemas de gestión WiFi, que permiten optimizar el ahorro y aumentar la eficiencia energética.

Cabezal electrónico. Fuente Honeywell

No hay comentarios:

Publicar un comentario