¿El frío y el calor atraviesan las paredes de tu casa?

Si tu vivienda dispone de cámara de aire en el muro de doble hoja, se puede realizar la inyección de aislante térmico de forma rápida y limpia, mejorando la temperatura de confort de tu hogar y ahorrando en tus facturas al disminuir las pérdidas de energía.

El material aislante más empleado en la rehabilitación de fachadas con inyección de cámaras es la espuma de poliuretano. Ésta se inyecta en estado líquido en la cámara de aire, expandiéndose en el interior y formando una espuma rígida de celda abierta con gran capacidad aislante y muy baja densidad.



Ventajas

  • Disminución del consumo energético.
  • No hay pérdida de espacio en el interior de las viviendas.
  • Mayor confort térmico: mantiene el calor en invierno y aisla en verano.
  • Mayor confort acústico.
  • Aporta rigidez a la fachada.
  • Decisión exclusiva del propietario, no es necesaria la aprobación de los vecinos.
  • Aplicable a edificios ya existentes o de obra nueva.
  • Puesta en obra rápida, limpia y eficiente.

Requisitos

  • La cara exterior de la fachada debe estar en perfectas condiciones, sin grietas ni fisuras.
  • La cámara de aire debe ser continua y al menos de 5 cm de espesor, sin elementos que la obstruyan.
  • Tener en cuenta los puentes térmicos de la fachada, que son aquellas zonas en que hay una menor resistencia térmica de la envolvente, debido a un menor espesor de los materiales o a la penetración en la misma de elementos estructurales, por ejemplo.

¿Cómo se instala?
De forma fácil y rápida:

  • Se realiza un examen para determinar si la cavidad del muro está en óptimas condiciones para la aplicación del aislante. En caso de existir grietas o fisuras, se restauran con el fin de evitar fugas del material durante su aplicación.
  • Se hace un replanteo de perforaciones (se esbozan) en el muro.
  • En dichos orificios se inserta la boquilla de la manguera que forma parte de la máquina de inyección, rellenando toda la cavidad con el material de abajo a arriba.
  • Los orificios se tapan, dejando la fachada sellada.

¿Cómo puedo saber si mi vivienda tiene cámara de aire sin aislamiento?

  • Probablemente la tenga si se construyó antes de 1979.
  • Si golpeas las paredes de cada habitación por el centro y suena a hueco.
  • Si notas que entra aire por la base de los enchufes o por la tira de la persiana.

La inyección de aislante térmico en la cámara de aire es una solución fácil, rápida y eficaz para mejorar el confort térmico y acústico de tu vivienda. De esta manera, ahorrarás en el consumo de energía colaborando con el medio ambiente y reduciendo tus facturas.


Para más info, contacta con el Asesor Técnico que CGCAFE y Colegios ponen a tu disposición:
910 21 08022

No hay comentarios:

Publicar un comentario