El barrio de Torrelago, apuesta por la rehabilitación energética de sus edificios

El distrito de Torrelago, ubicado en Laguna de Duero (Valladolid), ha sido rehabilitado reduciendo la demanda térmica de los edificios, mejorando la red de calefacción y agua caliente (sustituyendo parte de las calderas de gas por otras de biomasa) y renovando los sistemas de distribución y gestión de la energía. 

Torrelago después de la rehabilitación. Fuente Mapei.

El distrito consta de 31 edificios de 12 plantas de altura, con un total de 1.488 viviendas, organizados en dos fases: Torrelago Fase I (12 edificios con 576 viviendas) y Torrelago Fase II (19 edificios con 912 viviendas).

La actuación en las fachadas se centra sobre la envolvente de ladrillo, sin modificar las dimensiones de los huecos de fachada ni la estructura. La elección del sistema constructivo se basa en su eficacia térmica, ligereza y estabilidad en el tiempo, impermeabilidad y transpirabilidad.

El sistema con el que se ha realizado el aislamiento térmico de la envolvente es el SATE (Sistema para Aislamiento Térmico por el Exterior), formado por un aislante EPS de 80 mm de espesor fijado a la fachada actual mediante mortero adhesivo y fijaciones mecánicas de polipropileno, garantizando su estabilidad frente a desprendimientos. La cara exterior del panel aislante está protegida en dos manos, embutiendo en la primera una malla de fibra de vidrio resistente a los álcalis para armar y estabilizar el revestimiento. Sobre el enlucido se aplica un acabado de base siloxánica antimoho y antialgas, previa aplicación de una imprimación de base siloxánica.

El consumo de energía térmica esperado es de alrededor de 77kWh/m2/a frente a los 125 kWh/m2/a actuales, lo que supone un ahorro del 38%. Las emisiones de CO2 esperadas son de alrededor de 210 ton CO2/a, frente a las 3640 ton CO2/a actuales, lo que supone un ahorro del 94%.

Torrelago antes de la rehabilitación. Fuente Mapei.

Ventajas para los vecinos:

  • Disminución de los costes de calefacción.
  • Mejora de las condiciones de confort en las viviendas.
  • Modernización y mejora del aspecto visual del distrito.
  • Renovación del sistema de calefacción.
  • Instalación de contaje individual y sistema de monitorización de consumos a nivel de edificio y vivienda.
  • Progresión de la calificación energética de las viviendas, pasando de E y F a B.

Para más información sobre esta noticia:

No hay comentarios:

Publicar un comentario