Crear un ‘ecobarrio’ con fachada ventilada


A lo largo del río Thiou, donde antes hubo una fábrica de papel, un ambicioso proyecto de renovación urbana de 45.000 metros cuadrados, fuertemente centrado en el respeto al medio ambiente, está trayendo nuevas viviendas y actividad económica. El distrito ‘Les Passerelles’ en Cran-Gevrier trae nueva vida a un antiguo solar industrial.

Los arquitectos AER asumieron la tarea de diseñar dos bloques residenciales multifamiliares en el sector norte de este ‘eco - distrito’. Los arquitectos Arnaud Lavier y Frédrique Blanchard, se asociaron con los diseñadores Thomas Gadesaude e Yvan Debrosse, así como con urbanistas y paisajistas para construir los dos edificios residenciales. 

Fuente: Trespa


Los arquitectos se inspiraron en el campo que rodea los edificios. Una vegetación natural divide el sector norte y el sector sur del lugar. Cerca de la entrada del norte, árboles de gran altura demarcaran una zona peatonal. Entre los dos edificios, se ha construido un jardín. Cada residencia es parte de una armonía global y una coherencia del lugar que perdura en el tiempo, según una declaración publicada por los arquitectos.


Un juego único de luz y sombra

El equipo entendió que se requería un aspecto sobrio, en consonancia con el respeto por la naturaleza que caracteriza el proyecto. Los edificios también tenían que reflejar la historia y la vegetación de este lugar único. Cobran vida con destacados elementos como galerías y terrazas, que rompen con su masa y verticalidad. Los jardines abiertos en el centro comercial y el paseo por el Thiou son accesibles a todos los residentes", explica el diseñador Arnaud Lavier. “Una transparencia visual del centro comercial a las riberas del Thiou fue uno de los principales objetivos.” 

Fuente: Trespa


Para lograr esto, cada edificio es más pequeño que el anterior y los colores cambian de un edificio a otro, creando un efecto de atenuación natural hacia el río. Para la coherencia visual, la base de cada edificio es tratada de manera similar. Se deja filtrar luz natural a través de los locales cubiertos en la parte posterior. Arnaud Lavier: “El efecto logrado con las placas de fachada ventilada crea una llamativa animación visual por medio de reflejos. Esto permite un único juego de luz y sombra entre los edificios residenciales y la naturaleza que los rodea.” 

Fuente: Trespa


La fachada ventilada es una de las mejores opciones para aislar un edificio. En este sistema de aislamiento, el acabado final es una pieza resistente (de madera, cerámica, piedra, aluminio, etc.) que se fija al cerramiento existente mediante una subestructura de perfiles habitualmente metálicos, consiguiendo de esta forma, una cámara de aire entre la fachada y el aislante, que se adhiere directamente a la misma. 

La principal diferencia entre un SATE y un sistema de fachada ventilada radica en esa pequeña separación que existe entre el material de acabado y el aislamiento, que permite una ligera ventilación y evita sobrecalentamientos.

Fuente: Trespa, empresa líder en la fabricación de materiales y sistemas de alta calidad para el cerramiento de fachadas, fachadas decorativas y superficies interiores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario