Una vivienda de Consumo Energético Casi Nulo (ECCN) en Zaragoza



Inicialmente no se había demandado ningún requerimiento de eficiencia energética, pero el diálogo entre propiedad y arquitectos puso este objetivo sobre la mesa.


Desconocimiento del concepto ECCN 

El principal obstáculo a superar fue el desconocimiento del concepto ECCN (Edificio de Consumo Casi Nulo) , tanto por parte del usuario como de las constructoras, operarios e industriales.

Según Anna Manyes, Energy Design Center de la marca de aislamiento, “esta vivienda, sin llegar a ser pasiva, es un claro ejemplo de edificio de consumo casi nulo. Combina soluciones pasivas* efectivas con una instalación de climatización eficiente. Se ha demostrado que utilizando materiales y técnicas estándar, se obtiene unos muy buenos resultados en cuanto a confort, ahorro energético y seguridad. Nos encontramos entonces frente a un proyecto que cumple los requisitos de ECCN”.


*Estos criterios son: súper aislamiento en paredes, suelos y cubierta, orientación de la casa para aprovechar la radiación del sol y la ventilación mediante un recuperador de calor, ventilación cruzada durante el verano, eliminación de puentes térmicos, estanqueidad de la edificación, y puertas y ventanas de alta precisión.


Según el arquitecto del proyecto, Ferrán Calzada, del Estudio Ingennus, “En el 2020 todos los edificios privados deberán ser ECCN, y la construcción se deberá ir adaptando de manera gradual para conseguir este objetivo. Para ello necesitamos que en 2017 y 2018 la normativa española ponga las bases para cumplir estos objetivos.”

Imagen de la vivienda. Fuente: Rockwool



Los requisitos para conseguir una óptima seguridad y confort 

El primer requisito es la correcta definición del proyecto, realizar un proyecto donde estén controlados todos los puentes térmicos* así como las infiltraciones. De manera, que la depurada definición de éste, ha sido la principal herramienta para conseguir el máximo confort.

*el Código Técnico de la Edificación define puente térmico como aquella zona de la envolvente del edificio en la que se evidencia una variación de la uniformidad de la construcción, (...) que conlleva una minoración de la resistencia térmica respecto al resto del cerramiento.


SATE, desde el aislamiento al revestimiento

Para la ejecución de este proyecto se confió en el aislamiento de lana de roca. Se utilizó un sistema de aislamiento por el exterior (SATE), y una capa de aislamiento extra en los trasdosados interiores.  El Sistema SATE, con 12 cm de espesor, ha servido para solucionar los puentes térmicos de la vivienda.


El SATE es una solución excelente tanto para proyectos de nueva construcción como para rehabilitación de edificios existentes. Combina la estética con las prestaciones inigualables que ofrece la lana de roca, mejorando considerablemente sus prestaciones térmicas y acústicas, seguridad contra el fuego y transpirabilidad para un ambiente interior más saludable. Además su fácil instalación ahorra tiempo y costes de instalación de los clientes.


Según, Ferrán Calzada, “a partir de este proyecto hemos empezado a utilizar SATE en vivienda plurifamiliar, en edificación con calificación energética A, que requieren de este tipo de productos para solucionar la envolvente. Actualmente, estamos realizando edificios plurifamiliares con este producto porque se puede resolver la envolvente con un coste muy competitivo.”


El 4 en 1

La gama de productos utilizada destaca por el “4 en 1”, una combinación única de beneficios obtenidos gracias a la lana de roca. Aparte de las grandes ventajas de aislamiento térmico, protege contra el fuego, ya que es ignífuga; actúa como aislante acústico proporcionando confort; ofrece una gran durabilidad, lo que garantiza sus prestaciones a lo largo de su vida útil, y además, se trata de un material sostenible, natural y 100% reciclable.



Fuente: ROCKWOOL, Empresa líder que ofrece avanzados sistemas de aislamiento para edificios

No hay comentarios:

Publicar un comentario